Sentimiento de culpa después de una infidelidad femenina y masculina

La manera de superar una infidelidad es muy distinta en hombres y en mujeres. Incluso la forma de consumarlas también les trae sentimientos muy diversos.

Pero un punto en común es la culpa que ambos géneros pueden llegar a sentir después de cometer el acto de infidelidad.

En la eterna duda de que si los hombres son más infieles que las mujeres son muy distintas las estadísticas, unos dicen que ellas otros a que ellos.

En el tema de las razones por las cuales una persona es infiel también hay opiniones encontradas, unos lo hacen por sexo, otros por amor, otros porque están insatisfechos, otros porque quieren volver a vivir.

Entre gustos y colores… hay para todos.

Pero algo en lo que parecen encajar ambos géneros es que en algún momento posterior a la infidelidad, la situación les genera un sentimiento de culpa. Una culpa que se los carcome con mucho estrés y ansiedad a partes iguales.

Bien sea porque son descubiertos y no les queda más remedio que admitir sus fechorías, o porque no los descubrieron y se sienten fatales de haber engañado tan bien.

Sentimiento de culpa después de una infidelidad femenina y masculina

Sentimiento de culpabilidad después de una infidelidad femenina y masculina en la relación

Sentimiento de culpa después de una infidelidad femenina y masculina

Lo cierto es que la culpa existe. Y puede ser una compañera muy vil si no le haces frente a la primera oportunidad y te dejas dominar.

¿Por qué sentimos culpa?

Por varias razones. Aunque cada persona es diferente y entre hombres y mujeres hay más diferencias todavía, hay sentimientos que confluyen en un mismo punto.

  • Podemos sentir asco de nosotros mismos: sentirnos sucios, por haber estado con otra persona que no es nuestra pareja. Esto puede acarrear diversos problemas como la autoflagelación, el llanto descontrolado hasta más serios como el suicidio.
  • Pensar que no nos perdonarán: eso hace que la culpa crezca a tamaños insospechados. Hemos maltrecho la confianza de nuestra pareja, la cual es probable que no recuperemos, por una aventura de una noche, o algunos años.
  • Darnos cuenta que no sirvió de nada: Ser infiel por buscar aventura, un sexo más placentero, otra personalidad o hasta un poco de adrenalina, y darnos cuenta de que no estamos satisfechos y que al contrario, estamos peor.
  • Nos gustó y queremos más: Buscamos algo pero nos damos cuenta de que la relación de infidelidad es mejor que la de pareja. No queremos abandonar a nuestro amante pero nos sentimos culpables por lo que pueden pensar los demás.
  • Nos descubrieron: En el acto, por mensajes, por algún comentario, por una amiga detective o lo que sea. Nos descubrieron, estamos expuesto y eso hace aflorar la culpa.
  • Pensar en redimirnos: Sentirnos culpables es el primer paso en la aceptación de que cometimos un error, admitimos que estamos implicados y creemos que con eso todo será olvidado por parte de nuestra pareja.
También debes leer  Cómo terminar una relación de pareja toxica sin lastimar a mi novio o novia por whatsapp o facebook

Son muchísimas las razones por las cuales tanto hombres como mujeres pueden sentir culpa después de una infidelidad.

Y en ocasiones mayor es el sentimiento cuando se es consciente de la cantidad de límites que se han sobre pasado por la o el amante.

Es decir, no es lo mismo un beso con algún amigo en la discoteca que tener una relación clandestina con el mejor amigo de tu esposo, desde hace 4 años y sospechar estar embarazada.

Por supuesto que los niveles de culpa varían.

Haber invertido poco o mucho dinero en la otra persona, posponer citas con la pareja por ir a otro sitio con la o el amante, empezar con excusas suaves y luego tener una mentira parecida a una tela de araña, son cosas que alimentan nuestro sentimiento de culpa.

En algunos casos estos sentimientos nocivos nos impiden retomar nuestra vida, desarrollarnos normalmente y desempeñarnos con absoluta tranquilidad.

Estos sentimientos pueden hacernos desarrollar cuadros de ansiedad muy fuertes, así como otras patologías cuando la cosa se pone grave. Por ejemplo comenzar con un estrés y terminar con alopecia o anemia producto de eso.

También debes leer  Frases para terminar tu relación amorosa sin lastimar con tu novio o novia

Las personas no creen los efectos que puede provocar el sentimiento de culpa en hombres y mujeres después de una infidelidad, pero sin duda es un tema muy extenso porque cada persona actúa de forma distinta.

Puedes saber que tu pareja te es infiel de esta manera

Puedes saber que tu pareja te es infiel de esta manera

Infidelidad en la pareja

Tal vez a ciencia cierta es un poco dífila pero hay algunas señales que te ayudarán a aclarar sospechas, y que te permitirán plantearte si tu pareja realmente está siendo infiel.

  • Cambio en los hábitos: De repente hay un ligero cambio en sus horarios de rutina, ahora sale más tarde del trabajo, se entrevista con clientes a horas no acostumbradas, y pequeñas cosas así que le roban el tiempo.
  • Quiere verse mejor: El se dio cuenta de que esa barriguita está muy grande y quiere adelgazar, o ya no sale desarreglado a comprar el periódico, ella compra ropa nueva, se peina diferente, o sale al gym cada mañana.
  • Actitudes diferentes: ¿En qué momento empezó a molestarle que vieran la tele juntos?, ¿ahora no quiere buscar a los niños al cole? o ¿cuándo empezó a fumar? Y lo justifica diciendo que no pasa nada, que todos cambian.
  • Se acabó la libido: O contigo mejor dicho. Siempre está cansada, siempre ha sido un día pesado, o tú “solo piensas en sexo” y así no le parece bien.
  • Todo le molesta: Nimiedades que antes no le importaban o cosas que antes le gustaban, ahora no. Y casualmente ese cambio se debe a “algo que tu hiciste o es tu culpa”
  • ¿A donde se fue el dinero?: Repentinamente hay fugas de dinero injustificadas y ahora ya no alcanza para las compras de una semana cuando antes la compra se hacía mensual.
También debes leer  Noviazgo y relaciones de pareja saludables en la adolescencia

Un poco triste darse cuenta de que te están viendo la cara. Pero mejor darse cuenta a tiempo y actuar en consecuencia.

¿Cómo superar el sentimiento de culpa tras una infidelidad masculina o femenina?

 

Ya sabemos que los efectos son devastadores a nivel personal, y en la pareja también son incomparables el antes y el después de una infidelidad.

Con sus matices y sus tonalidades una infidelidad puede hacer que una persona pierda totalmente la confianza en sí mismo, como un derivado de haber perdido la confianza de la persona que amaba.

Por la razón que se haya cometido la infidelidad y con todo el abanico de circunstancias que pueden ambientarla siempre es muy difícil recuperarse de ese sentimiento de culpa.

Si estás tratando de superar una infidelidad esto podría ayudarte:

  • Comunicación: Es cierto que se rompió, que la confianza no es la misma, pero el primer paso es conversar. Admitir tu error o tu culpa y confesar cómo te sientes.
  • Busca ayuda especializada: consulta con un psicólogo, te ayudará a desahogarte y poner las cosas en perspectiva.
  • Hagan terapia de pareja: Si ambos han decidido retomar la relación no lo hagan en el mismo punto. Es necesario sanar y hacerlo por el camino correcto. Debemos perdonarnos a nosotros primero para perdonar a los demás.
  • Tiempo para sanar. Es obvio que las cosas no volverán a ser como antes y menos de un momento a otro. Así que dale su espacio a tu pareja, dale tiempo para curar sus procesos y tú has lo mismo.

Nunca es fácil retomar una relación después de una infidelidad. Lo que sí sabemos es que cuando las cosas se hacen desde el corazón y con la mejor de las intenciones los resultados son positivos.

Así que date la oportunidad, pero si de verdad lo sientes. Si en cambio sientes que ya nada puede volver a nacer después de la infidelidad, se sincera o sincero y aléjate. Nunca dudes de tus sentimientos.

Califica este Post