Importancia de una buena nutrición y las consecuencias de una mala nutrición en la adolescencia y juventud

La adolescencia es una de las etapas de desarrollo de mayor importancia en la vida del ser humano, el cuerpo y la mente están sujetos a una diversidad de cambios constantes y por ello requieren de nutrientes que ayuden en el crecimiento tanto del varón como de la hembra, en esto radica la importancia de la alimentación balanceada, la cual influirá en el desarrollo sexual, cambios corporales (peso y talla) y en la dimensión cognitiva (reflejada en su rendimiento académico y su nivel de comprensión).

El adolescente en una etapa desde los 12 hasta los 20 años de edad debe recibir los micronutrientes y macronutrientes necesarios para desarrollarse de una manera adecuada, lo mismo pasa con los jóvenes cuya edad se extiende hasta los 34 a 35 años.

En la adolescencia y en la juventud tanto por sus cambios constantes como por su ritmo de vida, el ser humano requiere alimentos que le brinden los nutrientes y la energía necesaria para su crecimiento y el desempeño óptimo de sus funciones.

En consecuencia, más allá de generalizar una dieta para todos los adolescentes o jóvenes, se sugiere asistir a un Dietista o Nutricionista quien considerará para su dieta:

  1. El peso, la talla, cantidad de masa muscular, sexo y edad.
  2. El ritmo de vida que tiene (ejercicio y cognición), para determinar el gasto de calorías.

Aunque, en este artículo se presentarán nociones generales para cuidar la alimentación del adolescente y del joven, así como también para evitar una mala alimentación, ya que sus consecuencias disminuyen la calidad de vida del individuo.

nutrición necesaria en las etapas de la vida

¿Cuáles son los nutrientes necesarios?

¿Cuáles son los nutrientes necesarios?

En la adolescencia más que en la juventud se requieren una  diversidad de nutrientes que son claves para la maduración sexual, el desarrollo corporal y cognitivo tanto del hombre como de la mujer. Procesos que ameritan de alimentos con una elevada cantidad de nutrientes y energía.

Entre tanto, lo primero que se recomienda son alimentos ricos en minerales, de los cuales resaltan: el calcio, el hierro y el zinc, por lo siguiente:

  1. El calcio ayuda al desarrollo de la masa ósea (los huesos). Este se encuentra en la leche y sus derivados, sardinas, salmón, soja, aceites, hortalizas y frutas como la naranja.
  2. El hierro para el desarrollo del tejido muscular y de los glóbulos rojos. Se sugiere un consumo de proteína animal (hígado, riñón, morcilla, carnes rojas, mejillones) y de frutos rojos (fresas, guayaba, manzana, mora, frambuesa) equilibrado en cada comida
  3. El zinc para el desarrollo de la masa ósea y muscular, así como el de los ovarios y testículos. Influye también en el crecimiento del cabello y de las uñas. Se encuentra en la proteína animal (pollo, carne de res y pescado), huevos, ostras, productos lácteos y legumbres.
También debes leer  Estructura clasificación y función biológica de los carbohidratos libidos y proteinas

Asimismo, es imprescindible velar por el consumo de frutas y verduras ricas en vitaminas que se relacionan con la síntesis de proteína y el desarrollo del adolescente, estas son: vitamina A, D y ácido fólico, y algunas vitaminas del complejo B como lo son B12 y B6, riboflavina, niacina y tiamina.

De igual modo, es imprescindible el consumo de alimentos ricos en micronutrientes y macronutrientes.

Las vitaminas: micronutrientes que se deben consumir

El ser humano en su etapa de adolescencia y juventud tiene que consumir alimentos ricos en vitaminas, para asegurarse de tener un buen crecimiento. Todas son necesarias, pero se mencionan 5 vitaminas esenciales en la etapa de la adolescencia y la juventud:

  1. Ácido fólico: se encuentra en las hortalizas de hojas verdes como la lechuga, la espinaca, el berro y las coles.
  2. Niacina: se encuentra en alimentos como el pescado, el pollo, derivados lácteos, frutos grasos (avellanas, cacao, nueces), huevos, cereales (maíz, arroz y trigo).
  3. Riboflavina: tanto la espinaca como la carne de res son ricas en carne de res.
  4. Tiamina: algunas fuentes son el pan, los cereales y las pastas, el pescado, carnes, la soja, verduras y frutas y productos lácteos.
  5. Vitamina D: es brindada por diferentes productos grasos como la mantequilla y la margarina, de igual modo el queso, la nata y la leche enriquecida, el pescado (el atún) y algunos cereales. Son necesarias para la absorción del calcio y el fósforo.

Macronutrientes que deben ser consumidos

Los macronutrientes que todo individuo debe consumir en las diferentes etapas de su vida, son:

  1. Proteínas: esenciales para cualquier dieta la cual debe ser rica en proteína animal (carnes, huevos y pescado) y en proteína vegetal (granos, legumbres). Brindan del 15 al 20% de las calorías en una dieta.
  2. Lípidos o grasas: aportan del 30 al 35% de las calorías en una dieta y son responsables de la carga de energía que consume el ser humano. Estas provienen de productos cárnicos, como también de la mantequilla, la margarina y aceites procesados (de maíz, de soja, de oliva).
  3. Carbohidratos: aportan del 55 al 60% de las calorías en una dieta equilibrada. Son alimentos como la pasta, arroz y otros cereales, legumbres, entre otros.
  4. Fibras: facilitan el transporte y asimilación de los demás nutrientes en el ser humano. Estos son los granos, pastas, cereales, verduras y frutas.
  5. El agua: es el macronutriente por excelencia y el ser humano necesita de un aproximado de 2 a 3 litros de agua diarios. Por cierto, un gran porcentaje de este vital líquido se obtiene de los alimentos consumidos.
También debes leer  Escala de valores para el desarrollo positivo adolescente

Según lo presentado anteriormente, los adolescentes y los jóvenes deben consumir una gran cantidad de micronutrientes y macronutrientes diarios, tanto en el desayuno, en el almuerzo como en la cena, porque al tener una buena alimentación tendrá como consecuencia un buen crecimiento y un excelente desarrollo de sus funciones.

Un adolescente que es bien alimentado tendrá un mayor rendimiento académico y mayor resistencia física.

Un joven bien alimentado tendrá un mejor rendimiento en sus labores cotidianas (trabajo, hogar y actividades complementarias) como una mayor resistencia física.

La alimentación es la clave para el desarrollo y la excelencia.

Consecuencias de una mala alimentación

enfermedad por una mala nutricion

Consecuencias de una mala alimentación

Durante las diferentes etapas de la vida del ser humano, se debe velar por tener buenos hábitos alimenticios, es necesario decirle no al consumo excesivo de comidas ricas en grasa, como también decirle no a la restricción de la ingesta de alimentos que conllevan a trastornos alimenticios. Dándole paso a un ¡sí!, por una alimentación balanceada.

Algunas de las consecuencias al no tener un buen hábito alimenticio son: la obesidad, la anorexia y la bulimia.

1. La obesidad

La ciencia ha demostrado que existe una disposición genética para la obesidad, sin embargo, hábitos alimenticios inadecuados influyen de manera negativa durante la adolescencia y la juventud, ya que el cuerpo suele retener las grasas y azúcares consumidos aumentando así de manera irregular el peso de la persona.

También debes leer  Cuáles son los macro y micro nutrientes del suelo y su importancia

De igual modo, alterar el ciclo del metabolismo comiendo a deshoras y por último el no consumo de frutas y verduras.

Una vez asumida la obesidad, el joven o adolescente tiene que:

  1. Establecer un régimen alimenticio adecuado a su gasto de calorías.
  2. Evitar los alimentos ricos en grasas y azúcares.
  3. Fomentar en sí mismo una cultura de ejercicio físico (muscular y cardiovascular).

2. La anorexia y la bulimia

Estos son los trastornos alimentarios más frecuentes durante la adolescencia. Donde no solo  se consideran factores alimentarios sino también sociales, culturales y psiquiátricos: es la apariencia el punto de interés para ser aceptado en sociedad.

Son trastornos que se presentan usualmente en las mujeres pero en los últimos años han aumentado los registros de hombres con estas patologías, donde el culto a la delgadez es el núcleo de estos.

La anorexia se caracteriza por la pérdida de apetito y una baja ingestión de alimentos, mientras que en la bulimia hay episodios repetidos de ingesta excesiva seguidos de provocación del vómito, uso de laxantes, dietas exageradas y/o abuso.

Ante la distorsión psicológica y física de la imagen corporal es necesaria la motivación de la familia y la asistencia psiquiátrica del paciente.

Recomendaciones para la nutrición de adolescentes y jóvenes

Para los adolescentes y los jóvenes es recomendable a nivel de nutrición tener una dieta equilibrada y ordenada, al unísono con sus requerimientos nutricionales, promoviéndose el desarrollo de hábitos adecuados.

Por ello se recomienda:

  1. Dosificar las calorías necesarias en el día, tanto en las comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) como en las meriendas.
  2. Variar el consumo de alimentos, para ello se sugiere conocer la pirámide los alimentos e integrar en cada comida todos los grupos.
  3. Consumir cereales y legumbres frente a la carne.
  4. 4. Disminuir el consumo de alimentos grasos, en vez de frituras consumir alimentos al vapor.
  5. Evitar el consumo de alimentos industriales: al natural es mejor.
  6. Aumentar la ingesta de aguas y jugos naturales como sustitución del café, refrescos y otras.

Nota final…

Emplear hábitos alimenticios durante la adolescencia y la juventud es la mejor alternativa para tener una adultez sana. Además le permite al adolescente y al joven darle a su cuerpo los nutrientes necesarios para crecer, pensar y tener el éxito que desea.

Califica este Post