Importancia de la comunicación familiar en la adolescencia

La adolescencia es una etapa muy compleja de la vida, tanto de la persona que la está atravesando como de sus padres. Son muchas las cosas que pueden ocurrir debido a todos y cada uno de los cambios a nivel físico y psicológico que ocurren durante el transcurso de estos años, pero no hay nada que no se pueda logra con una correcta y adecuada comunicación entre los miembros de la familia para resolver cualquier conflicto que se pueda presentar.

Decimos que la comunicación entre el adolescente y el resto de los miembros de su familia es importante porque es la que hace que todos tengan la capacidad de comunicar qué sienten en un momento dado de forma efectiva y contundente. A continuación, vamos a abordar este tema a una mayor profundidad para que nuestros lectores sepan qué hacer cuando se les presente una situación complicada con sus hijos.

Algunas consideraciones iniciales sobre el tema de la comunicación en la adolescencia

necesidad de la comunicación familiar con los adolescentes

Algunas consideraciones iniciales sobre el tema de la comunicación en la adolescencia

Todos sabemos lo complicado que es educar un hijo que está atravesando por esta etapa de su vida debido a la lucha de poder que casi siempre suele darse entre el joven y sus padres por el control de las decisiones más o menos trascendentales de su futuro, lo que hace que la comunicación entre todos los actores que conforman a la familia sea lo más efectiva y clara posible.

No se puede negar que el mayor peso lo tiene el progenitor por ser la autoridad y la voz cantante en este caso, pero es una tarea de dos el poderse comunicar como debe ser. Así como el padre debe saber qué decir en los momentos correctos, el joven también debe estar claro de que tiene que aceptar las intromisiones de su progenitor para que este le pueda ayudar y orientar en todo lo que le haga falta para superar los problemas e inquietudes por los que sea que esté atravesando en ese momento.

También debes leer  Desarrollo social, físico, psicosocial en la adultez temprana intermedia y tardía

Un hijo tiene que saber comunicar sus dudas y necesidades, pero el mejor ejemplo lo va a tener siempre de los adultos que pululan en su entorno. Esto significa que es justamente de sus padres de quienes va a copiar los patrones de comunicación en los que van a basar su vida de ahora en adelante.

Si un padre es capaz de expresar sus ideas y sentimientos efectivamente y sin herir a los demás, es muy probable que sus hijos logren copiar ese patrón y hacer lo mismo. En el caso contrario, si vemos a un padre que se comunica de forma negativa e ineficiente, también es muy probable que su descendencia cometa los mismos errores que él.

Muchas veces los jefes de la familia no saben el daño que les hacen a sus hijos cuando tiene costumbres dañinas, ya que los jóvenes no van a hacerle caso a las palabras, sino que van a seguir ejemplos. Si los ejemplos son inadecuados, no importa lo elegantes y claras que sean las palabras con las que se intente contrarrestar los comportamientos reprobables.

¿Cómo se logra la comunicación efectiva con un adolescente?

Muchos padres piensan que lograr una comunicación efectiva con sus hijos en edades adolescentes es una tarea titánica, pero no siempre tiene que ser de este modo. De hecho, puede ser algo mucho más sencillo de lo que se piensa siempre que se lleven a cabo los pasos correctos para lograrlo.

También debes leer  Consejos, técnicas psicológicas y actividades para mejorar la comunicación familiar

Los mensajes siempre deben ser claros y contundentes

Lo primero que debe hacer un padre es siempre dar mensajes que sean lo más claros posible para que sus palabras nunca puedan ser interpretadas de forma errada pro parte de su hijo, quien no va a poder decir que no se le dijeron las cosas de forma contundente.

Es muy importante que, si ya se le dijo que no tenía permiso para hacer algo, no se le vaya luego a decir que si puede o que no importa. Si ya se le han dado unas instrucciones de que puede o no hacer algo, no puede ir a decírsele al día siguiente que las cosas cambiaron.

Si la situación sigue siendo la misma que cuando se le comunicación el mensaje al joven, no se le puede decir al chico que algo está bien cuando ya se le había dicho hasta hace poco que estaba mal. Esa indefinición solo va a lograr que el muchacho no tenga confianza para hablar con su padre y contarle lo que sea por lo que siempre es importante que se le hable de forma clara y transparente.

Las respuestas a las inquietudes siempre deben ser incentivos a la comunicación

Una de las razones por las que a tantos padres se les hace tan difícil hablar con sus hijos es que ellos no siempre son capaces de resolver las inquietudes de los chicos de una forma en la que se sientan cómodos y comprendidos.

Por esa misma razón es que siempre es muy importante que se utilice un tono de voz que invite a un dialogo franco entre las partes para que todos puedan exponer su punto de vista sin que ninguno de los interlocutores se sienta agredido o atacado de ninguna forma.

Siempre que utilicen un tono de voz adecuado y un lenguaje corporal que deje ver que el padre solo quiere escuchar los puntos de vista y sentimientos de su hijo, no hay manera que este se sienta atacado ni reprendido. A contrario, va a sentir que su opinión cuenta y que lo aceptan y valoran tal y como es.

También debes leer  Causas y consecuencias de la falta de comunicación en la familia por las redes sociales

Hay que tratar a los chicos con mucho respeto y sin menospreciarlos jamás

lograr comunicación directa y efectivo con un adolescente

Hay que tratar a los chicos con mucho respeto y sin menospreciarlos jamás

Si se busca que los jóvenes respeten a sus padres en todo momento, estos tienen que comenzar por hacer lo mismo. Una conversación en la que un padre insulte o menosprecie a un hijo siempre va a terminar en una discusión por muy buenas intenciones que se tengan de resolver las cosas.

Si lo único que se hace con un hijo al hablar con un hijo es ridiculizarlo y menospreciarlo, es obvio que no va a respetar ni un poco a su padre y lo va a ver como su enemigo. Eso es lo peor que se puede hacer cuando lo que se busca es tener una buena comunicación con el joven.

Un progenitor no puede esperar ningún tipo de respeto o confianza cuando lo único que le da a su hijo son críticas destructivas comentarios hirientes que en nada ayudan a la autoestima del muchacho. El respeto es la base de toda comunicación humana en el mundo. Sin él, ninguna de estas relaciones podría ser sana.

Intentar que los mensajes sean siempre lo más afirmativos que se pueda

Si no se está reprendiendo al chico de ninguna forma en ese momento, es una muy buena ocasión para dejarle muy claro que se le quiere y ama como a nadie en el mundo y todo lo que se hace siempre es por su bienestar y por su futuro.

Además, también hay que dejarle siempre muy claro que la comunicación con él siempre es fabulosa y que no hay palabras para expresar cuan orgulloso se está de que sea buen chico y resaltar cualquier cualidad especial que posea.

Califica este Post