Flora y microbiota intestinal aumentada en bebes y adulto

El cuerpo humano realiza miles de funciones diariamente para mantenernos vivos, dependiendo de qué funciones realice cada proceso dentro del organismo es algo único pero relacionado.

En este artículo hablaremos un poco sobre nuestro estómago y que clase de organismos habitan en él y sus funciones.

El estómago

El estómago es la porción del tubo digestivo situada entre el esófago y el intestino, todos los seres vivos cuentan con un estómago el cual tiene como función digerir los alimentos que se consumen.

En los seres humanos, el estómago se ubica en la región superior izquierda del abdomen, por debajo del diafragma, su tamaño varía dependiendo de si ya comimos o no. El estómago se divide en las siguientes áreas:

  • Cardias: Es una especie de orificio que comunica el estómago con una porción del esófago, cumple la función de impedir que los jugos gástricos lleguen al esófago.
  • Fundus: Es una parte del estómago muy cercano al cardias.
  • Cuerpo: porción principal del estómago
  • Antro: Región inferior del estómago
  • Píloro: Se encuentra entre el estómago y el duodeno, es el encargado de controlar el vaciado gástrico.

Sin embargo para realizar sus funciones el estómago requiere de la ayuda de pequeños organismos que habitan su interior y que componen la flora o la microbiota intestinal del estómago.

Flora o microbiota intestinal

Primero que nada, debemos decir que la flora o microbiota intestinal son un conjunto de bacterias que viven en nuestro intestino mediante una relación de simbiosis, es decir, ellas nos ayudan y nosotros a ellas.

A pesar de cómo suena, la gran mayoría de estas bacterias no resultan dañinas para nuestra salud, al contrario son de gran utilidad para nuestro cuerpo, pues mantienen la flora intestinal funcionando de manera correcta.

También debes leer  Cual es el valor del amor y la amistad en nuestra vida cotidiana para niños, adolescentes y adultos

Según estudios realizados diversos expertos aseguran que el ser humano posee en su interior al menos unas 2000 especies bacterianas diferentes, de las cuales solo 100 pueden llegar a ser peligrosas y perjudiciales.

Pero que tan relevante son estas bacterias en nuestro organismo, bueno resulta que nuestra salud estomacal requiere de ellas y no solo nosotros, sin ellas muchos animales no podrían ni comer.

Por lo general, las bacterias se encargan de mejorar la capacidad con la que absorbemos los nutrientes de los nutrientes de los alimentos que consumimos, los cuales les permite formar un micro ecosistema para vivir.

Por otro lado, son ellas las responsables de la producción de los gases, le dan el olor característico a las heces, incluso algunas veces causan infecciones estomacales leves o graves.

Sin embargo por el hecho de estar compuestas por microorganismos, la flora intestinal es muy sensible a los antibióticos, los cuales la destruyen, pero esta se regenera lentamente cuando expulsa a los microorganismos a través de las heces.

Adquisición de flora intestinal de los bebés

Los bebés no nacen con estos microorganismos, por lo que muchos de ellos pueden sufrir de deficiencia de la vitamina K, la cual se crea de manera natural en el cuerpo por la presencia de estos microorganismos.

Es por ello que se les debe aplicar una inyección con dicha vitamina, hasta que sean capaces de tener su propia flora intestinal. La cual se va creando u originando a partir de la flora gastrointestinal de la madre.

Ya cuando comienza el consumo de la leche materna, el niño ira desarrollando sus primeras bacterias las denominada bifidobacterias, por otro lado si el niño es alimentado con otra comida su flora será más diversa en comparación con los primeros.

Posteriormente cuando son destetados, la flora intestinal se encontrara en un cambio constante hasta que llegue la etapa de la adultez.

También debes leer  Cuales son las principales funciones de los nutrientes en el organismo, las plantas y los animales

Entendiéndose entonces que la flora bacteriana es adquirida con el paso de los años y se mantiene una vez la persona es adulta.

Composición de la microbiota intestinal en la etapa adulta

Si bien la flora o microbiota bacteriana puede estar compuestas por organismos similares mientras somos bebés, esto cambia cuando llegamos a la etapa de la adultez, por lo que es poco probable que dos personas tengas los mismos microorganismos en su interior.

Sin embargo se ha podido observar que en personas de la misma familia son capaces de compartir similitudes en este aspecto. Por otro lado estudios científicos han revelado que la microbiota intestinal se encuentra compuesto principalmente de:

  • Firmicutes o endobacterias: son un filo de bacterias, la mayoría de las cuales tienen una estructura celular Gram-positiva. Se encuentra presente en un 65%.
  • Bacteroidetes: son un grupo grande de bacterias Gram negativas y anaerobias, se encuentran presente en un 23%
  • Actinobacterias o actinomicetos: son un filo y clase de bacterias Gram positivas. Se encuentra en menor abundancias

Dejando de lado las principales bacterias, se pueden contar otros 127 generos de ellas, siendo las más comunes: Blautia, Coprococcus, Ruminococcus, Bacteroides, Faecalibacterium, Estreptococos y Oscillospira.

Funciones asociadas a la flora intestinal

Hasta el momento hemos hablado de que en nuestro cuerpo tenemos microorganismos bacterianos que habitan el estómago, como los adquirimos y cuáles son las principales bacterias que se encuentran.

Ahora hablemos un poco sobre las funciones que estas bacterias realizan, principalmente regulan las funciones metabólicas, fisiológicas e inmunes del cuerpo, por lo que cualquier cambio mínimo en su ecosistema, representa un desastre total sobre estas funciones.

Además se le ha asociado a la microbiota el control del crecimiento de las células del endotelio (especialmente del colon), esta función es primordial ya que elimina las células no funcionales del colon que pueden ser cancerígenas.

También debes leer  ¿Qué y cuáles son las prácticas sociales del lenguaje en primaria?

Alteraciones en la microbiota intestinal

Como mencionamos anteriormente, el ecosistema de la flora intestinal es muy delicado por lo que cualquier cambio mínimo ocasiona grandes desastres para las personas, por ejemplo graves enfermedades.

Pero como es posible que se afecte este ecosistema, pues es sencillo, el uso constante de antibióticos de amplio espectro reduce significativamente el número de bacterias presentes en el estómago.

Por otro lado el uso de probióticos resulta de gran ayuda para el crecimiento de la flora intestinas, pues mejora drásticamente el microambiente de las bacterias. Por lo que es muy recomendado su uso en diversos casos médico, por ejemplo la diarrea aguda.

Señales Que Indican Una Flora Intestinal Dañada o aumentada

Si bien ya ha quedado claro que la flora intestinal es muy delicada, pocas veces somos capaz de notar cuando esta se encuentra dañada o aumentada, pero es sencillo identificar a través de las siguientes señales.

  1. Hinchazón abdominal: Por lo general cuando la microbiota se encuentra alterada el vientre presenta una leve hinchazón, provocada por la acumulación de los gases.
  2. Estreñimiento: Las bacterias permiten mejorar la movilidad intestinal y un desequilibro afecta directamente la ida al baño regularmente.
  3. Diarrea frecuente: Caso contrario al punto anterior es cuando el desequilibrio agudiza la ida al baño.
  4. Olor desagradable en las heces: Sabemos que las heces huelen mal, pero cuando este olor supera lo normal, es indicativo de que algo no anda bien.
  5. Eructos, gases y flatulencias: otra de las consecuencias de tener una flora intestinal alterada es cuando las bacterias no realizan bien su función de controlar los gases generados durante la digestión.
  6. Dolor abdominal, cólicos y molestias intestinales: son algunos de los síntomas que se asocian al Síndrome del Intestino Irritable, pues es uno de los principales trastornos generados por una flora intestinal desequilibrada.
Califica este Post