Establecer relaciones de pareja o noviazgo sanas y placenteras

Todos en algún momento hemos sentido eso tan hermoso que llaman amor, las ganas de cuidar y velar por otra persona, de una forma incondicional. Y claro está que, es un sentimiento que abarca mucho, pero es un tanto subjetivo y relativo a la persona que siente.

Es decir, todos como individuos amamos diferente y esto no hace que amemos más o menos a una persona, sino que hace que nuestras expresiones y actos se vean de forma diferente, así como nuestras actitudes para con la otra persona.

Y por esta simple razón de que todos sentimos diferentes, hay que evaluar si el sentimiento es puramente incondicional o existe algún tipo de trasfondo que a pesar de no ser malintencionado siempre favorece a que se creen lo que conocemos como relaciones tóxicas.

Establecer relaciones de pareja o noviazgo sanas y placenteras

El amor sincero

Lo que más debería preocuparnos al momento de tener una relación de pareja o noviazgo, es si resulta ser una relación sana o no. El amor como muchos expertos lo explican es desinteresado y capaz de hacernos sentir emociones intensas, pero no por ello debemos dejarnos llevar.

Debido a que, muchos por sus inseguridades personales crean hábitos tóxicos entorno a las relaciones, celos excesivos y posesión, que crea un estado de tensión emocional perenne que no deja disfrutar a la pareja del sentimiento del amor, y mucho menos de una relación sana.

Lo importante de todo es saber amar, para que todos los involucrados puedan regodearse de una relación sana y grata que perdure con el tiempo. Por esto para muchos es importante tener en cuenta algunos tips:

Establecer respeto

El respeto no solo tiene que ver con la forma en que tratamos a la otra persona o como nos trata, sino también, cuando no aceptamos las opiniones, pensamientos e incluso la forma de ser de otro que es diferente a nosotros.

Es decir, no todo se trata de ganar, tener siempre la razón o que todo sea como alguno de los dos quiere, pero sí de aceptar las diferencias de cada quien y a través de la comunicación llegar a un punto medio entre ambos pensamientos.

Apoyo en momentos difíciles

Como dicen en las bodas “en la salud y enfermedad, en la riqueza y pobreza…” es algo que debemos aplicar con todas nuestras relaciones, así no lleguen al matrimonio. Una relación de pareja se trata del compromiso con el otro y la presencia del amor en todo momento.

También debes leer  Como controlar y superar los celos excesivos y enfermizos de un hombre y de una mujer

Porque hay que sentirse querido tanto en los momentos de felicidad, como en aquellas dificultades donde dudamos de nosotros mismos. No se trata de que resuelvas los problemas del otro, pero sí que estés ahí para dar un consejo o poner tu hombro para que el otro llore en el.

Consideración

Una de las cosas más importantes que siempre debe permanecer en cada relación es la consideración y la cortesía para con la otra persona, así como también, esperamos a que sean corteses y considerados con nosotros.

Nadie quiere tener a una persona déspota o grosero como acompañante de la vida, y siempre hay que tener en cuenta cada una de las necesidades de la otra persona, en la relación son dos y cada uno es importante, por lo que, no deben atropellarse.

El problema que existe con las relaciones sanas

Aunque muchos no quieran aceptarlo, el problema que existe con las relaciones y el amor es netamente cultural, la sociedad en la que vivimos no favorece el hecho de que una relación sea saludable.

Primeramente, debemos aceptar que lo que vemos en la televisión no es real, las películas de adultos o infantiles que tratan del amor nos crean una expectativa del amor que no es para nada real, es muy idealista y por esa simple razón, cuando llega la relación real no es una experiencia satisfactoria.

Y, además, lo que es una realidad que nadie quiere aceptar es que en las relaciones reales siempre existe un dominante y un sumiso que se somete a las necesidades de la otra persona. Esto conlleva a que la relación de pareja o el noviazgo sea unidireccional en muchos aspectos.

El problema que existe con las relaciones sanas

Claves para una relación saludable

Antes de comenzar una relación debes hacerte una pregunta muy importante ¿la otra persona suma o resta? y no hablamos de términos monetarios precisamente, más bien, de lo que esa persona le proporciona a tu vida y la relación.

Hay que ver que, en una relación sana, ambas personas suman y ayudan a su pareja a desarrollarse personalmente, mientras que, en una relación tóxica te sientes limitado y siempre te encuentras en una tensión emocional constante que no es nada positivo para nadie.

  1. Amar con libertad
También debes leer  Cómo mejorar la relación de pareja en el matrimonio

Uno de los peores errores en una relación es pensar que la otra persona te pertenece, y la verdad es que eso no es así. Todos nacemos con la libertad de pensamiento y poder de decisión, no se trata de que alguien deba estar contigo porque si.

Todos somos libres de quedarnos o marcharnos si lo deseamos, y cuando amamos es algo que debemos aceptar, y tener en cuenta que el otro también tiene derecho a tomar las decisiones que desee, estar con nosotros o retirarse de nuestra vida si lo desea.

Hay que saber que amar, no se trata de poseer o controlar a la otra persona, nadie quiere sentirse presionado a sentir algo. Todos necesitamos nuestro espacio e intimidad personal, hay que aceptar las diferencias de cada quien y dejar a un lado nuestras inseguridades.

  1. Buena comunicación

Desde los tiempos inmemoriales la comunicación ha sido el pilar fundamental de las relaciones, cualquiera que sea. Lo que nos permite entendernos como pareja, llegar a acuerdos, arreglar cualquier inconveniente es la comunicación que mantengamos con el otro.

Cuando se tiene una buena comunicación entre la pareja es posible arreglar sin mayores problemas cualquier asunto, todo a través de una discusión constructiva. De esta forma es posible alejarse de los rencores que surgen por cosas que solo pasan en nuestra cabeza.

Siempre es bueno que cada día nos tomemos un momento para hablar con nuestra pareja, comentar las cosas del dia, y cualquier cosa que se nos pase por la mente. Favorecerá la confianza y todo conlleva a una relación mucho más satisfactoria, pero si tienes dudas sobre cómo mejorar la comunicación:

  • trata solo un tema a la vez
  • habla de lo que tu sientes, sin acusar a la otra persona
  • no hay que hablar en términos generales, así que, el “siempre, nunca, todo y nada” deben salir de tu vocabulario y solo hablar de hechos concretos.
  • el tono que usas es el más importante, si estás molesto lo mejor es que dejes la conversación para después.
  • si quieres algo, pidelo y llega a un acuerdo en concreto.
  1. Pensar en verde

La historia y el aprendizaje que ha tenido cada persona con los años lo hace ver la vida, las relaciones y todo de forma diferente a como tú lo haces, es por esto que, su personalidad y manera de ver la vida es diferente.

También debes leer  Relaciones sentimentales en la adolescencia vínculos afectivos

Esto es algo que debemos respetar, porque no podemos simplemente imponer nuestra forma de ver las cosas a otros. Si tu pareja piensa en azul y tú en amarillo, lo mejor es que pienses en verde en relación a tu pareja.

Es decir, encontrar el punto medio y un punto de vista que no perjudique a ninguno, ya que, el punto final es resolver los conflictos, discutir sanamente y amar de verdad.

  1. Tiempo de calidad

Sabemos que cada quien trabaja y tienen responsabilidades, y si viven juntos se ven, pero en muchos casos el cansancio no deja para más. Tener una vida rutinaria no es lo más propicio para una buena relación de pareja, porque al centrarnos en una rutina nos olvidamos del tiempo de calidad.

Siempre hay que priorizar a nuestra pareja, dejar un tiempo en el dia donde no nos preocupemos por el trabajo o las responsabilidades, y en ese momento ocupar todo nuestro tiempo en nuestra pareja.

  1. Si quieres que el otro cambie, cambia

Nos pasamos la vida intentando que la otra persona cambie y se comporte de una manera diferente, cuando somos nosotros quienes debemos cambiar. Todos y cada uno de nosotros tenemos la posibilidad de cambiar, pero solo cuando queremos o nuestro entorno cambia.

Así que, de esta forma si queremos que nuestra relación mejore y que nuestra pareja haga algo de forma diferente, debemos hacerlo también. Debemos ser más cariñosos, comprensivos, comunicativos si eso es lo que queremos recibir a cambio.

  1. Respeto y confianza

El amor se basa en el respeto y la confianza, para que una pareja sea saludable esto debe existir. Las faltas de respeto con la otra persona, los reproches malintencionados y los celos no son buenas señales de una relación sana, y esas acciones nos llevan al fracaso.

Esperamos que estos consejos y recomendaciones sean de gran ayuda a la hora de mantener y llevar una relación de pareja sana y duradera, el amor es algo que puede resultar complicado para muchos, por ende, es necesario hacer todo lo posible para que sea duradero.

Califica este Post