En que semana se hace la ecografia morfologica

La ecografía es un proceso importante para todas las madres ya que permiten visualizar el bebé, verificar como va su desarrollo, entre otras características.

Lo más emocionante de todo es que se deben realizar constantemente, por lo tanto la madre siempre debe estar atenta a cualquier cambio, lo mismo aplica para el doctor o la doctora que le realiza dicho procedimiento.

La finalidad de la ecografía

Para empezar, se debe aclarar lo que consiste una ecografía. En general, se podría decir que es un proceso invasivo que se realiza mediante un ultrasonido, estos permiten ver la parte interna de la madre, por consiguiente el doctor  tiene la posibilidad de observar la estructura del cuerpo del feto o el bebé, el cual se encuentra dentro del vientre, para ser más específicos, en el útero.

Este procedimiento es esencial debido a que proporciona información sobre el estado del bebé a través de una pantalla, la madre podrá ver a su hijo o hija, saber cuánto pesa, su posición en el útero y hasta incluso el sexo del bebé, todo depende del mes en el que se realice la ecografía. Asimismo, el doctor tiene el poder de saber la situación de la placenta, la cantidad de líquido que contiene, su calidad, entre otras cosas.

Se debe tener en cuenta que las ecografías también funcionan para determinar alguna complicación o inconvenientes durante el embarazo, este automáticamente te transmite si el bebé o el feto presentan anomalías, de esta manera el doctor puede actuar rápidamente y buscar una solución al problema.

Durante el embarazo, se suele realizar al menos tres ecografías fundamentales para saber el estado y el bienestar del bebé. En un artículo anterior explicamos todo sobre la primera ecografía en el embarazo, la cual se debe elaborar en la semana 12.

Además, mencionamos las funciones que contiene, una de ella era si realmente la madre está embarazada, determinar al menos cuantos bebés tiene, su bienestar, la edad gestacional y lo más importante, la elaboración de la prueba de cribado para verificar que el hijo o la hija no tenga inconvenientes.

También debes leer  Cómo saber si es niño o niña sin hacer ecografia

¿En qué consiste la ecografía morfológica?

Ahora bien, ya hemos explicado lo que consiste una ecografía y la segunda que debe realizar la madre, se le denomina “ecografía morfológica” el cual se debe aplicar durante la semana 20 y 22.

Este permite y verifica que el bebé se está desarrollando y está creciendo correctamente, para confirmar dicho desarrollo la ecografía morfológica se encarga de analizar la biometría y la anatomía de todos los órganos del bebé.

El proceso se elabora justo durante esas semanas debido a que se encuentra en la etapa gestacional perfecta para corroborar su crecimiento. Es importante tener en cuenta que durante las primeras semanas los órganos no están creados por completo, por lo tanto su tamaño es muy pequeño y casi inexistente, dificultando el trabajo del doctor o la doctora para ver con más nitidez los diminutos órganos.

Ya para la semana 20 el bebé está más formado, permitiendo observar sus órganos fácilmente. Además, se debe destacar que la ecografía morfológica permite comprobar si hay alguna anomalía, de ser así existe el tiempo suficiente para que los padres puedan decidir si continuar con dicho embarazo, de lo contrario el doctor tendría que hacer una interrupción.

El proceso tiene que ejecutarse en la semana mencionada, dado que en algunos países la ley solo permite abortos hasta esa fecha, de lo contrario no se puede aplicar el procedimiento al menos que sea un caso muy específico y extremo.

Se debe recalcar que no en todos los países es legal el aborto, es por eso que cada persona debe leer la ley para saber si exactamente está permitido, de ser así, también se debe verificar hasta qué semana es seguro.

También debes leer  Cuando se debe hacer la primera ecografia abdominal en el embarazo

Retomando el punto anterior, la ecografía morfológica no solo comprueba que los órganos del bebé se encuentren bien, sino que también realiza un chequeo en los huesos con el objetivo de saber si se están formados adecuadamente respecto a la edad gestacional.

No solo eso, igualmente se hace un completo análisis anatómico para comprobar que sus extremidades estén creciendo correctamente, para saber que su columna vertebral está perfectamente alineada y formada. En pocas palabras, es la misma verificación pero aplicada en los pies, cabeza, manos, entre otros.

El doctor también tiene el deber de realizar un estudio de biometría, este se encarga de medir el diámetro del fémur, la cabeza, el pliegue nucal e incluso el humero. La única finalidad de la ecografía morfológica es estudiar el crecimiento del bebé.

Es por eso que otro de sus objetivos es revisar la placenta, saber dónde está localizada, su posición y cuánto contenido amniótico posee. Igualmente, verifica el estado del cordón umbilical, la circulación sanguínea y la longitud del cuello uterino. A fin de cuentas, es información fundamental para saber cómo le irá a la madre en los próximos días del embarazo.

Detalles sobre el procedimiento

Debe señalarse que el proceso es muy sencillo y rápido, es muy similar a la primera ecografía, debido a que el doctor debe aplicar un gel en el vientre de la madre mientras esta acostada y pasar por toda la zona el transductor.

Se debe mencionar que no es necesario realizarlo en ayunas o beber excesivamente para poder hacer la ecografía.

El procedimiento dura alrededor de 20 a 30 minutos, todo depende del médico que atienda a la madre, existen unos que son más dedicados y otros que trabajan de manera más práctica y rápida.

También debes leer  Que diferencia hay entre ecografia 3d y 4d

Para las mujeres de sobre peso es un método un poco complicado, ¿por qué?  Básicamente, la imagen no se logra visualizar con total claridad, por consiguiente, el examen puede tardar un poco más de lo esperado. Lo mismo ocurre con las madres que tienen miomas uterinos o gases intestinales

La ecografía morfológica no es para nada dolorosa, como explicamos anteriormente, el médico debe aplicar un gel frío y pasarlo por la zona del vientre, lo único que tiene que hacer la madre es intentar relajarse y tranquilizarse para que los minutos se vuelvan en segundos y el examen se puede terminar rápidamente.

Seguramente te estés preguntando si la madre o el bebé corren algún tipo de riesgo al momento de realizar la ecografía, y la respuesta es un rotundo “No”, es tal cual como las anteriores ecografías, no presentan ninguna desventaja. De hecho, en los últimos 30 años se ha demostrado que se pueden hacer ecografías varias veces y no presentan ningún inconveniente.

También se ha demostrado que la ecografía morfológica tiene una gran precisión en sus exámenes, dado que puede detectar al menos un 88.3% de las anomalías presentadas en el sistema nervioso de los bebés, por otra parte puede detectar algún problema renal y al menos, un 38% de inconvenientes del corazón.

Podemos concluir que la ecografía es una experiencia única y emocionante para la mayoría de las madres, dado que también pueden saber el sexo de su bebé. El proceso se puede realizar en cualquier centro médico, independientemente si es privado o público, la efectividad será la misma y será igual de seguro en todos los aspectos. Lo único que debes tener en mente sería la profesionalidad del doctor o la doctora.

Califica este Post