Diferencia entre quinua orgánica y quinua convencional

Sin duda alguna, el mundo de la agricultura es mucho más fascinante de lo que muchos piensan y solo basta con ver todos y cada uno de los productos que se pueden cultivar en la tierra para comprender lo vasto que este mundo y todo lo que tiene para ofrecer a pesar de los avances tecnológicos que se han hecho en esta materia.

Existen muchos productos que pudiésemos mencionar en lo que a cultivo de la tierra se refiere, peor hoy nos queremos enfocar específicamente en el tema de la quinua y las dos principales presentaciones en las que esta se puede conseguir, es decir, la convencional y la orgánica. Ambas versiones se han convertido en productos muy importantes en algunos países de Suramérica, así que vamos a detallar un poco más todo lo que tiene que ver con ellas.

 

Algunas consideraciones importantes sobre la quinua en general

Algo importante que señalar sobre la quinua es que esta se ha convertido en un producto que ha ido conquistando de forma progresiva una buena parte de los mercados mundiales de la agricultura, pero lo que más impacta es que también ha triunfado en Estados Unidos y algunos países europeos. Esto tiene una explicación certera y es que se ha comprobado que este maravilloso cereal posee unos componentes nutricionales y ofrece tantas posibilidades gastronómicas que el mundo desarrollado no ha podido ser indiferente ante esta realidad.

Algunos de los países más conocidos que se han dado a la tarea de cultivar este cereal han sido el Perú y Bolivia, los cuales han encontrado en este producto la capacidad de diversificar un poco su producción y economía en general.

Según algunas estadísticas que se han dado a conocer recientemente, se puede decir que el Perú es el principal productor de este grano andino, lo que lo coloca en una situación privilegiada entre muchos otros que han hecho lo posible por hacerse con un lugar de importancia en este tipo de actividades económicas.

También debes leer  Cúal es la diferencia entre los términos comida alimento y nutriente

De acuerdo a lo señalado por el Ministerio de Agricultura y Riego del ya mencionado país, tanto la quinua convencional como la orgánica se mantienen de primeras en las listas de cereales a exportar a otras naciones, incluso luego de haber reconocido que el número de dichas exportaciones ha bajado considerablemente en los últimos años por múltiples factores.

Una de las razones por las que estas exportaciones han ido bajando luego de haber sido tan numerosas hasta hace algún tiempo es que ha habido un desorden en su proceso de producción en las zonas costeras del país, lo que ocasionó que se contaminaran varios de los cultivos importantes con fungicidas. La situación fue tan grave que hasta se reveló que hasta algunos de los containers que llegaron a Norte América fueron devueltos.

A eso hay que añadirle otros productos que también están directamente relacionados con estos gramos como los secos, la harina de quinua, las hojuelas, las semillas, la quinua acaramelada, la inflada, la Pop, la Avena, entre muchos otros.

Algunos de los últimos artículos que hemos mencionado previamente no han sido los preferidos para ser exportados, pero no se puede negar que sus aportes a los ingresos de la nación no han sido nada despreciables. Es más, hay economistas que afirman que se han estado exportando un aproximado de 18000 toneladas de estos granos andinos única y exclusivamente a Estados Unidos. Solo hay que imaginar de cuánto es la sumatoria total para el resto de los países que reciben estos productos.

 

¿Qué podemos decir con respecto a la quinua orgánica?

 

Ya para hablar del caso específica de la quinua orgánica, podemos decir que se ha convertido en uno de los más importantes y principales emprendimientos en algunas comunidades agropecuarias del Perú y Bolivia por todo lo que esta tiene para brindar.

También debes leer  Por que la alimentación es importante para una vida saludable

Uno de los motivos fundamentales por los que se ha hecho tan popular el cultivo de esta clase de quinua es que es ecológica, lo que quiere decir que no ha estado sometida a ningún tipo de químicos durante el proceso de sembrado, posterior maduración y cosecha.

Luego de haber llevado a cabo las primeras pruebas a ver qué ocurría, parte del material resultante fue enviado a laboratorios especializados para verificar qué tan efectiva fue la eliminación de todo producto químico en los ciclos requeridos para cultivar la quinua.

Al ser los resultados lo que los emprendedores estaban esperando, se dieron cuenta de que podían seguir con sus proyectos sin miedo a que alguno de los productos empleados en el cultivo pudiese representar peligro alguno para los futuros consumidores de los artículos resultantes. Lo mejor del caso es que los frutos no resultaron ser para nada vulnerables, ya que fueron capaces de soportar todo tipo de climas desfavorables como nevadas o precipitaciones muy intensas sin que se alterara el producto que se estaba buscando.

Ha habido algunos lugares en los que se ha reportado el uso de pesticidas para poder acabar con las plagas que buscan dañar los cultivos. El problema es que ya los productos que salgan de esas tierras ya no podrían ser considerados como orgánicos, sino convencionales que es justamente lo que no se quiere que pase. Sin embargo, han salido al mercado algunos artículos de línea verde que o naturales que tienen el mismo efecto que si no hubiesen sido aplicados, pero ya eso es algo que debe ser aclarado por quienes llevaron a cabo el proceso de cultivo.

 

¿Qué podemos decir de la quinua convencional?

En el caso de la quinua convencional, podemos decir que es aquella que si ha sido tratados con todo tipo de productos químicos que pueden alterar un poco la composición natural previa que debería poseer.

También debes leer  Para que sirve cada tipo de nutriente en nuestro cuerpo

Para que la quinua o los productos que deriven de ella pueden ser considerados como orgánicos, es estrictamente necesario que ni siquiera el suelo en el cual se ha cultivado los granos andinos haya sido tratado con ningún tipo de herbicida o pesticida. En caso de que así haya sido, ya es suficiente para determinar que ese cultivo ya no orgánico y pasa a ser convencional a toda regla.

No se ha comprobado fehacientemente que el hecho de que un cargamento de granos haya sido tratado de esta forma represente un peligro para la salud de quien los consuma, pero sí se ha querido evitar a toda costa que el ser humano pueda quedar expuesto a la posible radiación a la que haya estado sometido el cultivo en una que otra parte de su sembrado o maduración. Los efectos a largo plazo no han sido determinados aún, por lo que aún no se puede hablar de un peligro contundente de los productos químicos en el proceso de cultivo de la quinua.

En cualquier caso, estas semillas no suelen resistir temperaturas que sean ni inferiores a los 10º C ni mayores a los 30º C, por lo que debería ser cultivado en un clima cálido o semitropical en el que no haya riesgo alguno de que los cultivos vayan a morir. Sin embargo, hay registros de muchos granos que han resistido a las inclemencias del tiempo gracias al cuidado que han proveído para ellos los encargados de las siembras.

Una vez que ya la planta ha alcanzado cierto grado de maduración, se hace mucho más fuerte y resistente ante los embates de temperaturas hostiles.

Califica este Post