Desarrollo social, físico, psicosocial en la adultez temprana intermedia y tardía

En todas las etapas de la vida de un ser humano hay desarrollo. Entendemos el desarrollo como una evolución y adaptación de nuestro cuerpo a nuestro entorno y a la aparición de nuevas características que identifican cada una de estas etapas.

Cada etapa está llena de muchos cambios significativos y representa para cada persona una serie de cambios comunes como vello corporal, aparición de canas o aumento de tamaño y otros muy individuales como el cambio de la voz, cambio en la personalidad y otros.

El crecimiento forma parte de la vida misma y comprende además de estos aspectos físicos a otros emocionales, sociales, y psicológicos.

Desarrollo social, físico, psicosocial en la adultez temprana intermedia y tardía

En un intento por agrupar estos cambios que suceden en la vida de cada persona vamos a explicarlos según algunos niveles de adultez.

Debes tener en cuenta que no es una regla. Como todo lo que involucra al ser humano, no es exacto. Hay personas que pueden experimentar cambios en etapas diferentes a otra persona.

Eso no está mal y no es algo muy difícil de encontrar, precisamente porque a la velocidad que cambia uno no cambian los otros.

Cada persona es individual. Cada uno tiene un ritmo interno muy personal. Por lo que algo que le pase a un amigo a la edad de 18 no tiene por qué pasarte a ti a la misma edad.

Desarrollo Social

El desarrollo social comprende a la manera en que cada ser humano interactúa con las personas que lo rodean, como es la calidad de sus relaciones, que hacen para agradar y convencer, destacar o integrarse con los demás individuos de su sociedad.

Adultez temprana

La adultez temprana va desde los 20 hasta los 40 años de edad. Es una de las etapas más difíciles de afrontar y viene dado por el cambio de la adolescencia a la madurez de un momento a otro.

También debes leer  Flora y microbiota intestinal aumentada en bebes y adulto

En ella la interacción social es fundamental y la presión social influye de manera sorprendente en las personas sin que estas se den cuenta.

La búsqueda de intimidad con todos los que tratamos es fundamental y el descubrir nuevas emociones y formas de interactuar se nos abre como un mundo de posibilidades que ruegan por ser exploradas.

Es una etapa en la cual nos volvemos muy volátiles y buscamos la autorrealización en todos los aspectos de la vida, sobre todo en la personal. Buscamos el amor y la libertad. La independencia y la diversión sin reglas.

Por otra parte se nos plantean muchas bifurcaciones, es el tiempo de las decisiones importantes y trascendentales.

Seguir en casa de los padres o no, estudiar una carrera universitaria, casarse o no, un primer empleo y más decisiones que afectarán en gran manera  nuestro futuro porque forjarán nuestra personalidad.

Adultez intermedia

La adultez intermedia va desde los 40 años hasta los 60. En esta etapa de la vida la interacción social es un poco más selectiva. Ya no importa la cantidad sino la calidad de las relaciones con nuestros semejantes.

Las personas de la mediana edad ya han pasado por muchas circunstancias que les han enseñado las características típicas de ciertos tipo de individuos, por lo tanto buscará integrarse los que más le favorezcan.

Las relaciones de todo tipo suelen ser más sólidas y sinceras, ya no hay las ganas de que todos te conozcan de la temprana adultez.

Adultez Tardía

O también llamada la tercera edad. En esta etapa las ganas de relacionarse se reducen casi siempre al mismo círculo. Casi toda la interacción pertenece a la familia.

En otras ocasiones los adultos mayores buscan estar cerca de sus amistades más cercanas en otras épocas. Esto les ayuda a ser más estables emocionalmente y a alejar sentimientos de soledad y depresión.

El matrimonio se vuelve su mayor apoyo y disfrutan el que sea longevo y lo celebran como muestra de compromiso, honestidad y profundo amor.

También debes leer  Cuales son las principales funciones de los nutrientes en el organismo, las plantas y los animales

Desarrollo Físico

Abarca toda esa serie de cambios en el cuerpo y el organismo que provoca una metamorfosis evolutiva en el ser humano. Son muchos los cambios que se dan de una etapa a otra y con características bien definidas.

Adultez temprana

Es quizás después de las etapas de juventud la más activa. Todavía hay muy buena movilidad y si se ha desarrollado también mucha flexibilidad.

Es cuando más nos exigimos a nivel corporal. Podemos tener dos  trabajos, llevar los niños al cole y regresar para hacer ejercicio mientras hablamos por teléfono.

No se tiene miedo ni consciencia de la fragilidad del cuerpo ni de si se le causa un daño con la mala alimentación, la falta de sueño y el estrés excesivo.

Es la etapa sexualmente hablando más activa, tiempo de experimentar y definir gustos. Las parejas no suelen ser muy estables.

Comienzan a verse las canas ya hacia los 30 y el vello corporal es muy abundante.

Adultez intermedia

En esta etapa ya comienza el cuerpo a volverse más lento, un poco más pesado y también a ganar unos kilos que no se sabe de dónde salen.

Si la postura no se corrigió anteriormente, ya aquí no hay nada que hacer. Comienzan a verse muchas más canas y en algunos casos más que el cabello de color.

Empiezan a descubrirse enfermedades características de la vejez, y las defensas se debilitan, por lo que es más difícil estar siempre sano.

La flexibilidad no es tan buena, la fuerza, la pereza sale a relucir y todo cansa más rápido, excepto quizás en el aspecto sexual, donde la actividad todavía es bastante.

Adultez Tardía

En este caso las limitantes ya son muchísimas. Las enfermedades son más abundantes y agresivas. Los órganos ya están deteriorados, la vista y los otros sentidos ya no son tan confiables.

La movilidad es muy reducida y la espalda comienza a encorvarse más de lo común. Las arrugas ya son en todo el cuerpo y las canas invaden el cuero cabelludo.

También debes leer  Cuales son las etapas del desarrollo humano y su importancia para niños, jóvenes y adultos

Todo cansa más rápido, la respiración es más lenta, así como los latidos del corazón, por lo tanto es mejor evitar movimientos bruscos y emociones fuertes. Las prácticas sexuales se extinguen del todo.

Desarrollo Psicológico

Todos los cambios psicológicos y conductuales son como todo lo demás, muy diferente entre una etapa y otra. La forma en que las mismas situaciones pueden influir en las tres es impresionante.

Adultez temprana

Es el momento del gran optimismo, mucha esperanza y las frustraciones son pocas y fugaces. Si las cosas no salen como estaban previstas, es muy fácil cambiar el plan.

Las interacciones sociales nos levantan el ánimo y la autoestima, al igual que el sexo nos hacen sentir placer, aceptación y compañía.

Todas las situaciones en general se ven bastantes optimistas, las personas más decididas, pero a la vez temerosas a los grandes cambios. Cuando la depresión pega puede ser muy agresiva y desmotivadora.

Adultez intermedia

Una vez que los 40 han llegado las personas se sienten con un poco más de miedo al fracaso pero por otro lado con más seguridad y asertividad. La madurez es la principal característica. La capacidad de negociar y tratar cada área de su vida de manera individual.

La toma de decisiones es más significativa y pensada. Los signos de la vejez próxima son muy desmotivadores y se intentan disimular.

Adultez Tardía

Para un adulto mayor la vida se ve a través de otro lente. Las decisiones se toman de forma diferente, más rápida y menos pensada. El tiempo disminuye y la conciencia de eso aumenta.

Se busca más el afecto sincero que reconforta y se huye de los problemas. Hay mucha serenidad y calma en las interacciones.

La búsqueda de amor y cariño es más intensa, la necesidad de compañía y conversación también.

La depresión y la desmotivación también son muy agresivas, sobre todo en casos de extrema soledad o enfermedad.

Califica este Post