Consejos, técnicas psicológicas y actividades para mejorar la comunicación familiar

La comunicación familiar es uno de esos temas que todos creen tener bajo control, pero la verdad es que si lo piensan detenidamente, no hay una sola familia en el mundo que tenga una comunicación perfecta.

Por esto no debemos sentirnos mal o pensar que nuestra familia es la única en el mundo que tiene problemas.

Esto ocurre por una razón muy sencilla, las familias están compuestas por seres humanos, no robots. Por supuesto que al ser nosotros diferentes nuestra familia va a serlo.

Ese hecho no busca justificar los actos que a veces se salen de los límites, solo bajar un poco el peso de la carga que llevamos en nuestros hombros y que nos obligamos a llevar ante la sociedad.

Cada familia tiene determinados problemas, bien sea por su situación económica, intereses distintos, falta de educación y muchos más, pero en primer lugar por la falta de comunicación.

Si crees que tu familia necesita algún tipo de apoyo en esta área no te preocupes, como todos los problemas, si lo detectas a tiempo es más fácil remediarlos. Por eso te traemos:

Consejos, técnicas psicológicas y actividades para mejorar la comunicación familiar

Tips y maneras psicológicas de actividades para mejorar la comunicación familiar

Consejos, técnicas psicológicas y actividades para mejorar la comunicación familiar

¿Por qué mi familia tiene tantas diferencias entre sus miembros? O ¿Por qué es tan difícil comunicarse con la familia?

Una de las primeras razones para que esto suceda es que en una familia a pesar ser un conjunto, cada individuo vela por sus propios intereses y después por los comunes.

O al menos en la mayoría de los casos, poner nuestros intereses por delante de los de los demás es común, por un tema de supervivencia. Primero me aseguro de estar bien y luego si apoyo a los demás.

No es un rasgo malo, es intrínseco en nosotros y bien lo explicaba Maslow en su pirámide de necesidades.

También debes leer  Características e importancia de la comunicación familiar y actividades para fortalecerla

Otra razón es la diferencia entre las personalidades de cada miembro de la familia. Algunos serán más empáticos, conversadores, otros tímidos, egoístas, y algunos más amables. Es una fórmula que no es exacta.

Por eso aceptemos a nuestra familia como es, a cada miembro como algo especial y démosle el valor que merece.

Partiendo de ahí podremos aprovechar mejor las cualidades de cada uno, así como saber cuándo es mejor no comentarles algo o dejar un debate para después.

También involucra un conflicto de intereses, para un padre nunca le resulta difícil desprenderse de algo para sus hijos, no sucede lo mismo en el caso contrario, o cuando hay que compartir algo con alguien que creemos que no lo merece.

Sucede mucho cuando no todos los componentes familiares tienen ocupaciones laborales parecida o incluso no generan ningún ingreso al núcleo familiar. Entonces las relaciones se vuelven tensas por el tema del dinero.

Para contrarrestar todas estas situaciones negativas aquí tienes unos consejos que te ayudarán:

  • Se sincero con tus sentimientos:

Es importante decir cómo te sientes con las cosas que suceden en casa, que te gusta y que no, que te molesta o que actitudes de algún miembro consideras que afectan el entorno. No calles las cosas en el momento porque después explota de manera peor.

  • Encuentra un tiempo para todo:

No te quejes de que en tu casa lo pasas fatal si nunca estás allí. Encuentra un momento del día para compartir, para escuchar lo que tienen que decir e involucrarte. Préstales atención y ellos lo harán contigo.

  • Fuga de responsabilidades:

Cuando pasa algo bueno todos quieren ser parte o todos tuvieron algo que ver, cuando pasa algo malo nadie quiere tener la culpa. La idea no es renunciar a las responsabilidades sino asumirlas, pero en lo posible trata de no señalar a nadie. Mejor invítalos a ser sinceros.

  • Se claro con las reglas:
También debes leer  El desarrollo físico y cognitivo en la adultez emergente y la adultez temprana

Aunque suene duro, las reglas y los límites son fundamentales. De lo contrario todo se sale de control y si no hay un llamado de atención por algo que esté mal, todos se acostumbran a la desidia. No hay nada más contraproducente en un hogar que la falta de límites.

  • Fomenta la empatía:

Antes de juzgar las acciones de alguien debemos entender sus circunstancias en el momento en que actuó. De lo contrario pensaremos que debió haber hecho lo que nosotros haríamos y eso jamás podría haber sucedido. Tratemos de entender por qué pasan las cosas.

Actividades que ayudan en la comunicación familiar

que hacer para superar una poca comunicación familiar

Comunicación familiar

Para ayudarnos con todo esto y hacer que las cosas fluyan de mejor manera también te compartimos estas actividades o estrategias.

La idea es que vayamos probando con varias cosas, cada una a su tiempo y encontremos un ritmo en el que todos los integrantes de la familia se sientan a gusto.

Si uno o mas no comparte la idea el grupo puede sentirse desanimado o desarraigado, esto añade más tensión a los conflictos normales y hace que empeoren.

Por eso lo primero que debemos solicitar a los miembros de la familia es compromiso, tener la intención de cooperar, y la disposición de ser mejores personas y mejores como núcleo familiar.

En la medida de que esto sea  positivo se reflejará en nosotros y en nuestras actividades diarias dentro y fuera del hogar.

  • El momento de la comida

Es muy importante que se comparta al menos una comida a diario en la mesa familiar. Crear este habito es importante para fomentar la unión y el sentido de pertenencia. Pueden hablar de su día, comentar algo que haya pasado o algo que les gustaría hacer.

  • Momentos sin tecnología:
También debes leer  Dinámicas para mejorar la comunicación entre padres e hijos adolescentes

Aunque no es sencillo ya que vivimos en una era digital, es importante desconectarnos en el día de nuestras ocupaciones.

En la mesa familiar nada de teléfonos, cuando alguien nos hable separemos los ojos de la tele o cuando lleguemos del trabajo dejemos el teléfono a un lado aunque sea por un momento.

  • Contacto visual:

Establezcamos contacto visual con nuestra familia cuando compartamos nuestra opinión o cuando estemos interactuando. No es lo mismo hacer las cosas esquivando la mirada que involucrarse completamente.

  • Dedicar un espacio:

Puede ser de mucha ayuda planificar momentos y actividades donde la interacción familiar sea la protagonista. Un viaje o simplemente una tarde de cine. Darse la oportunidad de conocerse y compartir los intereses en común.

Además de todo eso, debemos entender que vivimos con personas, que tienen opiniones, intereses, y problemas, igual que nosotros y a diferentes escalas. Comprender que en nuestro mundo somos lo primero, pero cada quien tiene su propio mundo.

No esperemos que hagan lo que nosotros haríamos, tratemos a los demás cómos nos gustaría ser tratados y hagamos del respeto una ley para todas las edades y en todas las generaciones.

No importa si nuestra familia es grande o pequeña, si hay edades muy diferentes o casi todos son contemporáneos, siempre busquemos una vía para comunicarnos y expresar lo que sentimos.

Sabiendo usar nuestras palabras, con tacto, calma y respeto podemos solventar muchísimas situaciones, en lugar de arruinarlas actuando impulsivamente.

Esperamos que pongas en práctica estos consejos para que tu familia pueda conectarse y que todas las comunicaciones fluyan.

Recuerda también que la mejor forma de predicar es con el ejemplo y en la medida de que tú seas mejor persona quienes te rodean también se contagiaran de tu actitud positiva y lo serán. ¡Adelante y con mucho ánimo!

Coméntanos que te parecieron nuestros consejos.

Califica este Post