Consejos para parejas separadas – Adolescentes en crisis porque pelean mucho

Cuando existe la desestructuración de la familia a causa del divorcio o separación de los padres, son muchos los aspectos que influyen en el desenvolvimiento de los hijos, sobre todo de los adolescentes, quienes en su etapa de desarrollo de la personalidad y búsqueda de su espacio en la sociedad, se tienen que enfrentar a una infinidad de dilemas que giran en torno a las siguientes interrogantes:

  • ¿Por qué se divorciaron?, ¿será por mi culpa?
  • ¿Ahora con quién me voy a vivir?
  • ¿Cómo hago para ver a mi padre o a mi madre?
  • ¿Tendrán otra pareja?
  • ¿Me dedicaran la misma atención que antes?

Y una infinidad de preguntas que surgen durante y después de la separación y, que la mayoría de los padres no responden en su debido momento, por ello, la conducta del adolescente comienza a modificarse, sobre todo si dicho proceso se muestra traumático y estresante, a causa de las discusiones y peleas de los padres, porque tristemente un porcentaje considerable de las parejas en proceso de separación terminan en malos términos.

Parejas jóvenes en crisis en la relación

5 Consejos para parejas separadas con familia

Al no existir los canales de comunicación adecuados, los hijos en este caso los adolescentes entran en una etapa de depresión, tristeza, conformismo, rebeldía que afecta el desarrollo de su personalidad e influye de manera negativa en el desempeño académico y desenvolvimiento social del joven, todo producto de una baja autoestima.

Se puede afirmar que en este tipo de ruptura familiar, los padres ignoran el grito silente de sus hijos ¡Mamá y papá, no peleen más! Los hijos se encuentran en el medio de una trinchera de guerra llamada divorcio y, a los contrincantes se les olvida que en el medio de las discusiones y peleas están sus hijos.

¿Cómo se ha de escuchar el grito ajeno si siempre se está gritando?

Contenido

También debes leer  Como es una persona posesiva celosa y desconfiada

 ¿Por qué se considera a la población de los adolescentes?

Los adolescentes además de sus cambios físicos y de su desarrollo sexual,  presentan  cambios constantes y drásticos en su dimensión intelectual y emocional, como también modificaciones en diferentes ámbitos biopsicosociales que permiten el desarrollo de su identidad. Por ello, adolecen de una personalidad y no es adecuado que se expongan a las discusiones de sus padres, sobre todo en su proceso de separación.

Es necesario recordar que sus modelos próximos son mamá y papá y dicha figura se modifica con la separación, claro está todo dependerá de la edad del adolescente, las condiciones  y términos en los que se dé el divorcio, entre otros factores. Sus héroes de batalla se separan y emprenden aventuras diferentes.

Por ello, es recomendable que el proceso de separación se desarrolle bajo las mejores condiciones de convivencia y respeto necesarias entre las partes (los padres), para que los menores implicados no se vean perjudicados en su etapa de desarrollo, sobre todo los adolescentes.

El adolescente entra en crisis si ve a sus padres en una.

5 Consejos para parejas separadas con familia

Toda persona tiene  derecho a relacionarse sentimentalmente con otra.  Posee la potestad de casarse y tener  hijos. Si la relación se quiebra y no funciona, cuenta con la alternativa de separarse, sin embargo, no tiene derecho a alterar el desarrollo psicosocial de sus hijos.

Cuando la pareja decida terminar su relación, es menester que piense en los términos que emplearán para esa separación y cuáles condiciones implicarán en la misma, sin vulnerar la estabilidad de sus hijos.

En este sentido, los consejos que deben seguir aquellas parejas que se encuentran en proceso de separación entorno a los hijos, son:

1. Todo conflicto o discusión que se genere entre mamá y papá debe ser entre ellos

Los hijos no deben integrarse a ninguna discusión o conflicto  y mucho menos presenciarlo. Hay que delimitar bien los roles de una familia, la relación entre padre y madre no es la misma que entre padres e hijos, en consecuencia, todo conflicto o disyuntiva debe canalizarse entre la ex pareja.

También debes leer  Consejos para superar una crisis matrimonial por infidelidad en parejas

Por cierto, después de discutir o hablar no se le debe de comunicar a los hijos el clima en el que se desarrolló el encuentro o los temas abordados, es necesario respetar  bien sea como padre o como madre  la figura que estos tienen de ellos.

Son inadmisibles frases como: “tu mamá o papá dijo…”, “con ella o él no se puede hablar…”, “tu madre o tu padre es un problema…”. Los padres son héroes para sus hijos y si alguno falla, ellos con el paso del tiempo se darán cuenta por sí solos, no es necesario que lo martiricen.

En suma, la agresividad que el adolescente observa en sus padres la asimila y la proyecta con el tiempo.

2. No alterar las rutinas cotidianas del hijo

Con la separación comienza la batalla de convivencia y los padres desean compartir el mayor tiempo con sus hijos, sin embargo, deben respetar sus rutinas cotidianas: escuela, tareas, actividades extracurriculares, convivencia entre amigos y sueño.

De igual modo, consultarle al niño o adolescente si desea compartir con el padre o la madre en determinado tiempo, una salida al cine, a comer, al parque, a tomarse un café, entre otras actividades de esparcimiento.

Planificar el tiempo de convivencia con los hijos es crucial, para esto deben de reunirse los padres con ellos y ponerse de acuerdo en cuanto al tiempo que van a compartir y las actividades a realizar, sin alterar su rutina cotidiana y sin poner en riesgo su integridad.

Dicha planificación  debe ser cordial, sin alteraciones ni maltrato entre las partes, estas actitudes llevan a los hijos a aislarse de sus padres y comienza así una nueva separación: los hijos se separan de sus padres, se sumergen en una burbuja personal.

En el caso de las adolescentes se sugiere que las madres las lleven a salones de estética y los padres de compras.

En el caso de los adolescentes los padres pueden llevarlos a jugar o ver algún deporte —que sea de su interés— y las madres a comer.

Busquen cosas que los motiven y le sumen a su relación.

3. Respetar la figura de autoridad que tiene el padre o la madre

Tanto el padre como la madre no pueden vulnerar la figura que tienen los hijos de ambos, es inaceptable que uno le hable mal del otro, ya que esto influye de manera negativa sobre la figura de autoridad que ambos representan. Los hijos deben desarrollar un concepto personal de cada uno de sus padres basado en el respeto y el amor.

También debes leer  Como controlar y superar los celos excesivos y enfermizos de un hombre y de una mujer

4. Ambos padres deben integrase en la vida de sus hijos

Los hijos no deben sentirse aislados ni maltratados por ninguno de sus padres durante y después de la separación. A pesar de las disimilitudes  que existan entre la pareja. El niño o adolescente debe ser la prioridad para ambos;  se les debe comunicar que a pesar de la separación, ellos siguen siendo la prioridad para ambos.

En fechas significativas como cumpleaños, actos de grado, fiestas decembrinas (navidad y fin de año), tanto el padre como la madre deben convivir con  él y hacerle saber lo importante que es para ellos.

5. Comunicarse con los hijos

A pesar de la rutina de cada uno de los padres, es imprescindible que existan nexos comunicativos con sus hijos, tanto en la niñez como en la adolescencia. No se pueden dejar a un lado los intereses y necesidades de ellos, por ende, hay que recordar que la separación se da entre la pareja, no entre los padres con los hijos.

Algunas de las recomendaciones para afianzar la comunicación entre padres separados con sus hijos son:

  1. Preguntarle a los hijos sobre sus intereses.
  2. Apoyar a los hijos en sus labores académicas.
  3. Realizar paseos entre padre-hijo y madre-hijo.
  4. Hacer cosas que sean de interés para los hijos.
  5. Contarse sus preocupaciones personales para intercambiar soluciones.

Nota final…

peleas recurrentes en la relación de parejas jovenes

Pelear en una separación de parejas es perjudicial para todos los involucrados.

Para evitar que los hijos adolescentes entren en crisis durante la separación de sus padres es fundamental que este se encuentre en un ambiente de cordialidad y respeto. Donde se legitimen sus sentimientos porque así como los padres sufren una ruptura de su relación, los jóvenes también lo hacen, por ello deben ser motivados, apoyados y si es posible brindarles la ayuda sicológica que requieran.

Pelear en una separación de parejas es perjudicial para todos los involucrados.

Califica este Post