Cómo solucionar problemas en el matrimonio según la biblia

El matrimonio es la unión de dos personas que se aman y han decidido pasar cada día de su vida junto al otro hasta que la muerte los separe. La historia nos ha demostrado que desde hace mucho tiempo las personas realizan esta práctica.

Si bien existen muchas teorías de su origen, uno de los más acertados es la religión, puesto que la biblia menciona varios versículos referentes al matrimonio, sobre todo la manera de solucionar los posibles conflictos que surjan en este.

Cómo solucionar problemas en el matrimonio según la biblia

Cómo solucionar problemas en el matrimonio según las religiones

Cómo solucionar problemas en el matrimonio según la biblia

Para nadie es un secreto de que los matrimonios atraviesan diversas situaciones a lo largo de los años, muchas de ellas se encuentran relacionadas con la alegría o el enojo, pero lo importante es saber superar los malos momentos.

Pero a pesar de todo lo malo, lo importante es continuar buscando la manera de que todo esté en armonía y sin llegar a medidas extremas como el divorcio. Muchas veces la pareja recurre a métodos externos para solucionar la problemática, pero pocos saben que se tiene una respuesta en casa, en un lugar muy sencillo y que pocas veces revisamos.

Como mencionamos anteriormente, el origen del matrimonio es algo difuso, pero una de las teorías más aceptadas es que origina porque es la voluntad de Dios, que quiere que sus hijos se unan como uno solo por toda la vida.

Así pues, la biblia posee muchas referencias que hablan de la unión en santo matrimonio, del porqué debería suceder y que hacer en caso de que las cosas vayan mal, pues Dios creó a la mujer para que fuera pareja del hombre.

También debes leer  Consejos para parejas separadas - Adolescentes en crisis porque pelean mucho

Un matrimonio puede encontrarse en conflicto gracias a diversos factores externos e internos que influyen directamente sobre el pensar de la pareja o directamente sobre el matrimonio, lo primordial es identificar dichos factores para encontrar una solución viable.

Consejos para solucionar los problemas en el matrimonio según la biblia

Los seres humanos no somos un ser perfecto, por ello tendemos a equivocarnos. Muchas veces dichas equivocaciones pasan de largo cuando estamos solos, pero una vez estamos con una pareja se hacen más notorias y pueden afectar la relación que tenemos con esa persona.

Pero… ¿de qué manera podremos darnos cuenta de las fallas para poder hallar las posibles soluciones? La respuesta es muy sencilla: aunque para muchas personas resulte difícil de creer, la biblia tiene una manera de ayudarnos y guiarnos.

A continuación, mencionaremos algunos consejos útiles para solucionar los problemas en el matrimonio con la ayuda de la biblia.

La comunicación es la base de todo

Lo creamos o no, el ser humano cuenta con un amplio vocabulario que ha evolucionado con el paso del tiempo, el cual nos ha permitido comunicarnos. Es por ello que desde pequeños nos enseñan a comunicarnos para darnos a entender y expresar lo que sentimos.

Dentro del matrimonio la comunicación es la base de todo, de este modo la biblia nos señala que: “Para todo hay un tiempo señalado […]; tiempo de callar y tiempo de hablar.” (Eclesiastés 3:1, 7.)

Este versículo solamente afirma lo que ya se sabía, así que si existe un problema dentro de nuestro matrimonio lo primero que debemos hacer es buscar la manera de hablar con nuestra pareja y ubicar de donde proviene dicho problema.

Expresar nuestra opinión con franqueza y respeto

Ya ha quedado claro que lo primordial es la comunicación, pero debemos recalcar que solo hablar no es suficiente para solucionar las cosas, porque si las cosas que se van a expresar no contribuyen a solucionar la problemática es mejor no hacerlo.

También debes leer  Qué hacer después de una infidelidad en el matrimonio. ¿Se puede perdonar?

De lo contrario no estaríamos tratando de mejorar, sino de empeorar las cosas, ya que “Comenzar una discusión es abrir una represa, antes que la pelea estalle, retírate” (Proverbios 17:14)

De modo que lo ideal sería pactar un momento del día donde ambos estén libres, descansados y con disponibilidad exclusivamente para solucionar todo. Al momento de hablarlo, es mejor ser sincero en cuanto a lo que sentimos y evitar las mentiras, así como también tener tacto al expresarnos, la biblia nos dice “Hable verdad cada uno de ustedes con su prójimo” (Efesios 4:25).

Entendemos como prójimo a toda persona que nos rodea, de modo que nuestra pareja es el prójimo más cercano y por ello debemos expresarnos siempre con la verdad, si no decimos lo que sentimos probablemente nada cambie ni se soluciones.

Escuchar y comprender a nuestra pareja

escuchar y comprender a la pareja para mejorar la relación

Consejos para solucionar los problemas en el matrimonio según la biblia

Es probable que con la situación que se presenta no estemos prestando atención como es debido a lo que nos dice nuestra pareja, solo nos enfocamos en lo que sentimos y lo que estamos pensando, pero esto es un gran error.

La biblia señala que “presto en cuanto a oír, lento en cuanto a hablar, lento en cuanto a ira” (Santiago 1:19). Esto puede interpretarse en que debemos estar dispuestos a escuchar, lentos para decir cualquier cosas y lentos para enojarnos por algo.

De modo que así como nos gusta que nos escuchen, debemos ser recíprocos y comprender el cómo debe estar sintiéndose nuestra pareja con todo lo que está ocurriendo dentro de la relación.

Algo que nunca debemos suponer en una situación difícil dentro del matrimonio es que como se tiene tanto tiempo junto a esa persona, sabemos lo que está sintiendo o pensando. Este error puede llevar las cosas al extremo.

Acordar una solución

Encontrar una solución al problema que se presenta muchas veces suele tardar algún tiempo y solo es alcanzada cuando trabajamos como una sola persona.

También debes leer  Técnicas de seducción para conquistar a un hombre o una mujer

La biblia nos señala que “Mejores son dos que uno, porque tienen buen galardón por su duro trabajo. Pues si uno de ellos cae, el otro puede levantar a su socio.” (Eclesiastés 4:9, 10.)

Entonces la próxima vez que se nos presente un problema y pensemos que solamente la otra persona debe encontrar la solución, la estaremos dejando cual capitán sin su tripulación y que tarde o temprano el barco que naufraga se hundirá.

Reconocer nuestros errores

En caso de que el problema se haya sido ocasionado por nuestra culpa, lo mejor que podemos hacer es reconocerlo. Por mucho que nos sintamos en desventaja, es necesario hacerlo y no culpar a otros por los errores que cometemos.

Pues como dijo Jesús “¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?… ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.” (Mateo 7:3,5).

Solo reconociendo nuestros errores seremos capaces de saber dónde fallamos y que se puede hacer para evitar repetir dichos errores que pueden acabar nuevamente en una pelea que afecte el matrimonio.

El matrimonio es una bendición de Dios

Como mencionamos anteriormente, el matrimonio es algo que Dios desea, pues por ello nos creó, entonces la biblia nos señala que “El que haya esposa haya el bien, y alcanza la benevolencia del Eterno.” (Proverbios 18:22).

Entonces nos queda claro que la unión de dos personas que se aman y están seguras de la decisión que están tomando es por algo que está por encima de nuestro entendimiento, pero que Dios nos regaló.

Por ello no debemos dejar que las pequeñas diferencias o problemas que surjan se interpongan con algo tan sagrado, solo poniendo nuestra fe en Dios seremos capaces de superar todo junto a nuestra pareja.

Califica este Post