Como controlar y superar los celos excesivos y enfermizos de un hombre y de una mujer

Todos hemos sentido celos alguna vez en la vida al haber estado en una relación de cualquier índole y tampoco estamos exentos de que dichos celos puedan llegar a volverse un poco incontrolables de vez en cuando.

Esto es normal hasta cierto punto, pero hay que estar alertas para cuando esto comience a volverse una verdadera obsesión por controlar a la otra persona.

En vista de que cualquiera de nosotros puede estar expuesto a sufrir estos sentimientos tan deprimentes, hay que saber qué se debe hacer para controlarlos antes de que alguien salga lastimado, ya sea la otra persona o nosotros mismos.

Como controlar y superar los celos excesivos y enfermizos de un hombre y de una mujer

Controlar los celos en las parejas

¿De qué manera podemos definir los celos patológicos?

Tal y como sucede con cualquier otra enfermedad de la que podamos padecer, debemos tener muy clara la definición de este tipo de celos para poderlos combatir antes de que comiencen a ocasionarnos todo tipo de problemas en nuestro entorno.

Los celos patológicos son esos desagradables sentimientos que pueden sentirse con mayor o menor intensidad que se pueden dar en cualquier pareja independientemente de lo seguros de sí mismos que puedan ser los integrantes de la misma.

Estos miedos surgen cuando estamos demasiado desesperados por evitar que la otra persona nos abandone por irse con alguien más, lo que puede se realmente desgarrador e insoportable para un gran número de personas en este mundo.

Si bien es cierto que sentir un poco de celos de vez en cuando es algo normal y encantador hasta cierto punto, pueden volverse realmente desproporcionados e insoportables tanto para la otra persona como para nosotros mismos y es allí cuando deben tomarse medidas inmediatas antes de que sea muy tarde.

Por lo general, este tipo de celos son los que llegamos a sentir con una frecuencia para nada normal y motivado por razones que no deberían representar ningún peligro para el mantenimiento de la relación, pero esto no es algo que siempre se entiende.

También debes leer  Principales causas de problemas en el matrimonio

Ya cuando comienza a hacerse evidentes una necesidad enorme por controlar una buena parte o casi todas las actividades y amistades que tiene nuestra pareja, ya podemos decir que hay un serio problema de celos que debe ser resuelto a la brevedad.

A la necesidad de control hay que añadirle desconfianza hacia el amor que la otra persona dice sentir por nosotros, ya que todas o cada una de las cosas que haga las vamos a ver como si las estuviese llevando a cabo para producir alguna molestia en nosotros.

La mayor parte del tiempo, este tipo de actitudes va a conllevar a un deterioro progresivo de la relación, ya que el otro integrante no va a soportar las acciones de alguien con celos patológicos.

También pueden suceder que quienes sienten esta anormal desconfianza terminen rompiendo la relación por ver siempre cosas donde no las hay.

 

¿Cómo saber si nuestros celos son obsesivos?

Si se quiere combatir el problema, lo primero que debemos tener bien claro es el diagnóstico al cual nos debemos atener, de modo que podamos hallar una solución lo más pronto posible al inconveniente que estamos presentando.

Si los celos que tenemos todavía se pueden considerar sanos, el posible miedo que sintamos a que la persona amada se vaya de nuestro lado no va a lograr que perdamos ni nuestro raciocinio ni nuestra capacidad de analizar cualquier situación.

Si bien es cierto que podemos llegar a sentir un poco de temor, no vamos a sacar conclusiones precipitadas ni a llegar a imaginarnos cosas que simplemente no están ahí, cosas que solo hacen las personas inseguras de sí mismas y los sentimientos de su pareja.

También debes leer  Consejos para parejas jóvenes con problemas

En el caso de unos celos que ya vayan rayando en lo patológico, no vamos a encontrar ninguna razón lógica por la cual pensemos que tenemos alguna razón para desconfiar de la otra persona, sino que nos las vamos a inventar para decir que nuestras dudas eran certeras.

Esto puede ser tan peligros que puede llegar a obsesionarnos de una forma insólita, llegando incluso al punto de solo vivir para vigilar qué hace y qué no hace la persona a la que amamos y queremos que permanezca con nosotros cueste lo que nos cueste.

Lo que se va a obtener como consecuencia principal de este comportamiento es una hostilidad anormal hacia cualquier persona que se acerque a la pareja y una inseguridad que no va a poder ser controlada por mucho que la otra persona jure amarnos y que nunca nos dejaría por alguien más.

Además, podemos llegar al punto de exigirle a nuestra pareja que no intente involucrase emocionalmente con otra persona que no seamos nosotros mismos, llegando al grado de solicitarse que deje de lado a sus amigos solo por estar con nosotros y nadie más.

 

¿Qué podemos hacer para superar estos terribles celos antes de que sea tarde?

Por fortuna, este es un problema que puede ser solucionado siempre que pongamos todo nuestro empeño para salir de él antes de que nuestra relación de pareja o incluso nuestra vida sea destruida por completo.

Si se ha llegado a un grado en el que ya no tenemos la capacidad de controlar los celos por nosotros mismos, lo mejor será buscar ayuda psicológica cuanto antes para que nos sea aplicado el tratamiento más adecuado al padecimiento que tenemos.

Una de las posibles propuestas que vamos a recibir por parte de los terapistas es la hipnosis clínica, la cual se usa como un mecanismo de acceso para llegar a todas esas emociones que se encuentran en nuestro cerebro y que no nos permiten querer de una forma que sea saludable para nosotros y para los demás.

También debes leer  Cómo solucionar problemas en el matrimonio según la biblia

Adicional a eso, esta técnica de la hipnosis también es una muy buena alternativa para trabajar todos y cada uno de esos pensamientos tan irracionales que no nos dejan tener el control de nuestros celos y nos hacen ver cosas que simplemente no están allí.

Lo mejor del caso es que este tipo de terapias no solo se concentra en el control de los celos enfermizos, sino que además vamos a ser capaces de dejar atrás todos esos temores a la pérdida y al abandono que pudimos haber desarrollado en nuestra infancia.

Además de todo es, da más confianza en nosotros mismos y a reforzar nuestra autoestima de formas que nunca nos hubiéramos imaginado que existían, lo que al mismo tiempo nos va a ayudar a llevar relaciones de pareja mucho más saludables y satisfactorias tanto para los demás como para nosotros mismos.

Otra ganancia que vamos a tener con la técnica de la hipnosis es que vamos a ser capaces de eliminar todos esos pensamientos tan poco racionales acerca de la infidelidad y asumir una postura mucho más objetiva ante todos y cada uno de los escenarios que se vayan presentando frente a nuestros ojos.

Esto hará que no seamos susceptibles a caer en las trampas que nos vaya a poner nuestra propia mente para hacernos creer cosas que no son verdad.

Por último, vamos a comprender que la otra persona es alguien especial es nuestra vida a quien no tenemos ningún derecho a controlar a nuestro antojo. Prenderemos a valorar su libertad y la nuestra por encima de todo.

Califica este Post