Cómo controlar los celos y la desconfianza en la pareja

Los celos se han encontrado presentes en las emociones de cualquier ser humano que ha tenido pareja, algunos lo han podido controlar y otros simplemente poseen complicaciones para lograrlo, ya que eso no es nada sencillo.

Todos solemos decir que confiamos plenamente en nuestra pareja, sin embargo, también hemos podido experimentar esa sensación desagradable que surge cuando nuestra pareja se encuentra con alguien que no conocemos.

Esto puede convertirse en un problema para la pareja si no es solucionado, por ello antes de eso pase, te enseñaremos a controlarlos.

Consejos para controlar los celos en una relación

Siempre es indispensable controlar los celos cuando tenemos una pareja, ya que de lo contrario es posible que se salgan de control y nuestra relación se arruine. Por ello, si queremos a nuestra pareja, es hora de hacer lo siguiente:

Identifica que originaron los celos

En muchas ocasiones los celos suelen aparecer debido a la poca confianza que tenemos en nosotros mismos, lo cual llega a provocar que en nuestra mente existan pensamientos de abandono o rechazo de nuestra pareja por temor de que nos deje por alguien más.

Esto también puede llegar a ocurrido debido a que, en el pasado, hemos sufrido de algún tipo de experiencia desagradable en una relación y no queramos que vuelva a repetirse.

En caso de que sea esto último, es necesario tener en mente que ninguna relación es similar a la anterior, por ello no debemos apegarnos al dolor que pudo haber causado una relación pasada y transmitir ese mismo problema a la relación actual.

También debes leer  Consejos para parejas separadas - Adolescentes en crisis porque pelean mucho

Sin embargo, es probable que dentro del núcleo familiar hayan existido episodios de infidelidad o demasiados celos, siendo esta una de las causas más probables de la falta de confianza en uno mismo.

Debido a esto es importante que tengamos claros cual es la razón del problema y claramente comentarlo con una persona de confianza que pueda escuchar sin juzgarnos.

Mejora tu confianza personal

Es importante que tengamos en cuenta nuestro propio valor en la relación, desde nuestras cualidades principales y nuestros rasgos que nos diferencian del resto, siendo estos atributos lo que llamó la atención a tu pareja en primer lugar.

No se trata de creernos el centro del universo, sino de apreciarnos como personas y darnos el valor que merecemos dentro de nuestro círculo de amistades y darnos cuenta del valor que tenemos dentro de la vida de nuestra pareja.

Mientras más confianza tengamos en nosotros mismos, más fácil será superar el miedo y los pensamientos de abandono que puedan surgir en nuestra mente.

Dale espacio personal a tu pareja

Nunca es bueno que estemos alrededor de nuestra pareja en todo momento o que intentemos involucrarnos en todas sus actividades personales con el único deseo de que pase todo el tiempo con nosotros.

Esto no funcionará para eliminar los celos y tampoco podrá evitar que nuestra pareja nos engañe si eso es lo que se le cruza por la mente. Atosigar a nuestra pareja solamente produce que la relación se vuelva tóxica para ambos lados.

Todos deseamos tener espacio personal para realizar cualquier tipo de actividad, es por ello que debemos brindárselo a nuestra pareja cuando observemos que la situación lo requiera.

Una vez que desarrollemos la suficiente confianza en nosotros mismos, seremos capaces de estar tranquilos al observar que nuestra pareja se encuentra disfrutando de su espacio personal.

Dedícate un poco de tiempo

Claramente, nuestra pareja no ha estado con nosotros todo el transcurso de nuestra vida, es por ello que hemos realizado una gran cantidad de actividades, hemos experimentado gustos y hemos encontrado aficiones antes de apareciera.

También debes leer  Cómo mejorar la relación de pareja en la cama

Es importante que encontremos también un poco de tiempo para nosotros mismos, tiempo que podremos aprovechar para divertirnos con nuestras propias pasiones o gustos; de la misma manera en la que nuestra pareja merece su espacio personal, nosotros también lo merecemos.

También es el momento ideal para practicar actividades totalmente nuevas, esto puede ser de gran ayuda para desaparecer la ansiedad y olvidarnos de los celos y de nuestra pareja por una gran cantidad de tiempo.

Siempre es de gran ayuda para la salud mental olvidarse de los problemas y dedicarle tiempo a las cosas que pueden hacernos feliz, las cuales no siempre tienen que ver con nuestra pareja.

No enfoques tu mente en pensamientos desagradables, aléjate de la negatividad

Está claro que los celos pueden llegar a dañar fácilmente nuestro razonamiento y plagar nuestros pensamientos con situaciones que no van a suceder (nuestra pareja abandonándonos por otro).

Es por ello que debemos mantener nuestra mente enfocada en otros asuntos o actividades, ya que la pérdida de la objetividad solo puede generar aún más problemas en la relación, llegando hasta el punto de generar hostilidades físicas o verbales.

Nuestra pareja espera que podamos mantener una actitud sana en la relación, donde no existan pensamientos hostiles y donde la paz sea lo que abunde, no es bueno echar a perder todo eso.

Realiza una reflexión siempre que ocurra un ataque de celos

Algunas veces no es posible controlar estos impulsos, pudiendo adueñarse de nuestros pensamientos y carácter. Sin embargo, no podemos dejar que estas sensaciones se apoderen de nuestro cuerpo y mente.

Ante estas situaciones lo mejor que podemos hacer es buscar un lugar donde la calma sea lo más abundante, allí podremos enfriar nuestra cabeza y drenar nuestra mente de los pensamientos negativos que puedan encontrarse en ella.

También debes leer  Síntomas, tipos, frases y como salir de relaciones de pareja toxicas

No es necesario explicar el por qué actuar con calma es lo correcto, siendo este el único método que podrá dejarnos observar toda la situación de una manera mucho más coherente.

Gracias a ello, podremos determinar si la causa de los celos es simplemente una exageración por parte nuestra (siendo esto lo que ocurre en la mayoría de los casos) o una situación que en realidad se está produciendo.

Tu pareja no es “de tu propiedad”

Los seres humanos no poseen dueño, lo mismo sucede con nuestra pareja, ya que una relación se basa en la unión de 2 personas que han decidido estar juntos porque así lo desean.

Es por ello que debemos tener en cuenta siempre que todas las relaciones pueden cambiar abruptamente o incluso pueden llegar a terminar. Cuando tengamos claro que nuestro mundo no se acaba cuando terminamos con nuestra pareja, podremos darnos cuenta de que los celos son inútiles.

Los celos no son capaces de salvar una relación que ya se encuentra destinada a terminar, por el contrario, solamente evita que la misma pueda acabar en buenos términos y produce un daño mucho mayor a ambas personas.

A veces terminar es lo mejor

En caso de que formemos parte de una relación donde nuestra pareja nos ha sido infiel una gran cantidad de veces, lo mejor para nosotros es pensar seriamente si es lo que nos conviene, evaluando cada aspecto de la relación para tomar una decisión final.

En muchas ocasiones la mejor decisión que podemos tomar es terminar la relación, ya que los celos no desaparecerán de la escena debido a que nuestros temores ya se han podido cumplir y puede que se vuelvan a dar una vez más.

Desaparecer los celos no es nada sencillo, sin embargo con un poco de esfuerzo, comprensión y amor para uno mismo es posible lograrlo.

Califica este Post